Artículos recientes


Sexual abuse in sport

¿Quién cocina en Nochebuena?
(English subtitles)


La información sobre
violencia de género


Reflexión sobre anuncio de
Coca-Cola:
"¿Y usted tiene referencias?"

 

 

Contacto por correo electrónico

 

Cuando los bebés perturban la estabilidad del espacio público.   El hijo de Bescansa en el Congreso

El efecto que produce el hecho de que aparezcan nuevas formas de estar y ser en la política puede ser doble. O bien las integras en tu mundo simbólico, siendo consciente de que tendrás que hacer un esfuerzo para lograrlo, ya que la gente está acostumbrada a aceptar solo lo que casa con los programas ya instalados en su mente, es decir, con su ideología. O, por el contrario, muestras tu rechazo de la peor manera posible, haciendo declaraciones ridículas y obsoletas.

Esto último es lo que pasó a bastantes personajes públicos, tanto de la política (incluso feministas) como del periodismo, cuando interpretaron la presencia de un bebé en el Congreso.

Creo que fue una provocación pertinente que Bescansa llevase a su hijo al Congreso el primer día de esta legislatura. Quienes sufren de ideología conservadora y patriarcal, y prestan muy poca atención a los problemas de intendencia y cuidados en el espacio privado, alzaron sus voces airadas por tener que ser testigos en “su” espacio público, de tareas y responsabilidades que creen deben permanecer ocultas en el espacio privado. Les inquietó hasta extremos absurdos tener que oír términos tan poco habituales en su vocabulario como maternidad de ‘apego’, conciliación o corresponsabilidad, o ‘vómitos de bebé’; es decir, el léxico “naturalmente” implantado en el lenguaje femenino diario, pero ausente en el espacio masculino público.

              Este es el problema fundamental que subyace en la serie de críticas a la decisión de Bescansa. Irrita que se cambien las normas seculares: Lo que está bien, perfecto, en el espacio privado, no hay que trasladarlo al espacio público y, además, al espacio público por antonomasia, al Congreso. La prole tiene que estar recluida en su espacio propio: en las guarderías –insuficientes, además- o en el hogar.

Así, lo que hizo Bescansa fue desestabilizar el orden establecido, desafiando los estereotipos y roles de género dicotómicos, tan masivamente aceptados, incrustados en nuestro imaginario e implementados tanto por ellos como por ellas. Justamente lo contrario de lo que se dijo, que estaba reforzando el rol de madre cuidadora. No siempre la imagen de una madre con un hijo tiene el mismo significado; el contexto es fundamental para interpretarla; la crítica generalizada lo confirma. Esta es la razón, también, por la que ha habido tan pocos gestos de apoyo. Desembarazarse y hacer frente a los estereotipos y roles tradicionales de género en la vida diaria, sea personal o política, es una práctica política excepcional; posicionarse con quienes los rompen, un atrevimiento política y socialmente imperdonable.

Las mujeres hemos invadido el espacio público siempre desafiado el statu quo: cuando queríamos entrar en la Universidad, cuando hemos querido trabajar en empleos tradicionalmente masculinos o, simplemente, cuando empezamos a conducir. ¡Fuera, fuera, a fregar! nos gritaban, alborotados, cuando sentadas al volante de un Seiscientos nos veían circular por la calle, insultándonos porque ocupábamos “su” espacio. Desafiamos los roles de género y ganamos.

Estamos aquí para quedarnos: licenciándonos con currículos brillantes, conduciendo coches y discutiendo leyes en el Congreso. Siempre está bien hacer frente a lo establecido; así es como ha avanzado la humanidad.

___________________

"La violencia contra las mujeres y las niñas se caracteriza por el uso y el abuso de poder y control en las esferas pública y privada y está intrínsecamente vinculada a los estereotipos de género que son la causa subyacente de dicha violencia y la perpetúan, así como a otros factores que pueden aumentar la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas a ese tipo de violencia".

(ONU, 13 marzo, 2013. 57th. Sesión CSW; punto 10).

 

Eliminar el estereotipo de las mujeres como objeto sexual en los medios de comunicación y la publicidad es fundamental para conseguir la eliminación de la violencia machista.

  1. Al reforzar el estereotipo de las mujeres como objeto sexual se evita mostrarlas como son hoy en la vida real, trabajadoras o profesionales como ingenieras o enfermeras o cualquiera de las diversas tareas que hoy desarrollan y quieren desarrollar. Si los medios no amplían el campo de representación de las mujeres y no rompen con el estereotipo de la mujer como objeto sexual están reforzando las ideas machistas de los maltratadores que se consideran superiores a ellas y no valoran y, por tanto, desprecian a las mujeres y quieren que sigan subordinadas a ellos.
  2. La representación de las mujeres como objeto sexual para el placer de la mirada masculina solo alcanza al cuerpo como objeto de consumo; la mente no existe. La representación se elabora con posturas y elementos artificiales construidas por varones para varones. Este desprecio por lo que dignifica a la persona que está en su mente y que es, precisamente, su capacidad de acción, su agencia, es decir, la aptitud de las mujeres para actuar, para hacer frente a cada situación como persona que sabe, controla y define su destino, está totalmente ausente del esteretipo construído sobre las mujeres como objeto sexual.
  1. La utilización del estereotipo de las mujeres como objeto sexual no sólo no dignifica a las mujeres sino que las denigra; es decir ofende la fama de las mujeres, dando alas a los maltratadores para dominarlas.
  2. Y ofende la fama de todas las mujeres, no solo de las que se prestan a ser representadas como un cuerpo u objeto de consumo, empezando por las propias mujeres que pueden participar en la creación de este tipo de contenido sexista. Pero también ofende la fama de las hijas, esposas, familiares, amigas y conocidas de quienes dirigen, crean y distribuyen la imagen de las mujeres como objeto de consumo.
  3. El estereotipo de la mujer como objeto sexual conlleva el descrédito del resto de las capacidades de las mujeres como la inteligencia, la decisión o la valentía, fomentando otros estereotipos negativos sobre ellas: dóciles, superficiales, poco lógicas, sentimentales, inseguras, solo preocupadas por la belleza... Este descrédito de todas las capacidades a las que no se alude, fortalece la posición de los hombres violentos en sus relaciones con las mujeres.
  4. Los estereotipos femeninos asociados a las mujeres no son respetados socialmente, de manera que la consideración de las mujeres como objeto permite a los violentos el tratamiento de las mujeres como objetos.
  5. Quienes consideran a las mujeres como objetos se consideran con derecho a tratarlas como inferiores y subordinadas. Así se recoge en las sentencias condenatorias de los asesinos que dan cuenta de sus insultos en los hechos probados: "No vales para nada"; "eres una mierda"; "sin mí no eres nadie"; "eres basura", "no sabes ni cuidar de tus hijos"...

Los medios de comunicación y la publicidad pueden ayudar al logro de la igualdad entre mujeres y hombres o no.

Seguir utilizando a las mujeres como objeto sexual para la complacencia masculina fomenta el descrédito y el no respeto de los hombres machistas que se consideran superiores a las mujeres. 41 de estos hombres ya han asesinado en 2015, hasta el día de hoy, a 41 mujeres.

#7N Contra las violencias machistas

 

CONVOCATORIAS

2016

 

Jueves, 6 de octubre

Conferencia: “Porqué los medios pueden ser amigos o enemigos de la igualdad de género". Jornada “Medios de Comunicación y Género: Una alianza transformadora”. Organiza el Instituto Canario de la Mujer y la Red Sur por la Igualdad de Género de Tenerife. Lugar: Auditorio de Guía de Isora. Tenerife.

Martes, 18 de octubre

Conferencia: "La mujer en la publicidad". XXIV Jornadas para el empoderamiento de las mujeres en la comarca de La Manchuela: “La mujer en los medios de comunicación y en la publicidad", organizadas por los Centros de la Mujer de La Manchuela en la provincia de Albacete. Lugar: Por determinar.

Martes, 25 de octubre

Conferencia: “Valientes y arriesgadas, las noticias de la Comisión de Igualdad del T.C.: Aportes desde la perspectiva de género”, organizada por la Comisión de Igualdad del Tribunal de Cuentas. Lugar: Madrid. (Por determinar).

 

Martes, 22 de noviembre

Ponencia marco: “Análisis del tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación. Propuestas de mejora”Organiza: Unidad de Género de la Dirección General de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Ayuntamiento de Madrid. Lugar: Centro Cultural Conde Duque. Calle Conde Duque, 11. Madrid.

____________

10 de junio

(11:30-12:30)

Conferencia:

"Medios de comunicación y transmisión de estereotipos que sustentan la violencia de género" en la Jornada: Desvelar violencias. Organiza la Mancomunidad de Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Alpedrete y Moralzarzal. Lugar: Avda. de la Dehesa, 63. 28250 Torrelodones (Madrid).

___________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pilar López Díez © 2007

 
Alojamiento Web